Aragón ocupa el octavo puesto en digitalización

Aragón ocupa el octavo puesto en digitalización en una clasificación de Comunidades autónomas elaborado por BBVA Research a partir de un índice creado, cuyo objetivo es analizar la situación de las autonomías y de España, ponerla en el relación con el contexto europeo y monitorizar su avance a lo largo del tiempo. Una posición que no nos acaba de satisfacer, porque pensamos que habría que apostar más por este sistema.

Vamos con algunos datos curiosos. En Aragón el 77 por ciento de las empresas dispone de página web, porcentaje que está en línea con la media nacional. Aunque nos sigue pareciendo que son pocas. No podemos entender cómo un 23 por cierto todavía no tiene web. Con lo sencillo que es ahora. Es tan fácil como llamar a una empresa especializada como Novored, especialistas en Webs programadas a medida para el cliente. Ahora mismo quien no tiene una web es porque no quiere.

Además, el 15 por ciento de ellas permite hacer reservas online frente al 19 por ciento de la media nacional; el 22 por ciento tiene facturación online, sobre el 26 por ciento de España y el 72 del país europeo líder en este ámbito, Luxemburgo. Y lo más llamativo, solo el 16 por ciento de las compañías aragonesas tiene capacidad de recibir pedidos online, porcentaje que se eleva al 20 por ciento en España y al 50 en Irlanda, país líder en este campo. Con estos resultados, aún nos queda todavía mucho camino por recorrer. Nos merecemos, de momento, un suspenso en digitalización.

Lento desarrollo

Está claro que hay que de actuar ya porque la digitalización puede dar respuesta a algunos problemas existentes a nivel macroeconómico, como el elevado desempleo y la baja productividad, o al reto del envejecimiento demográfico. Según los expertos, los problemas del lento desarrollo de la digitalización en Aragón son la renta per cápita, la hegemonía del mundo rural y la densidad demográfica de la comunidad. Y es que son muchos los municipios que aún carecen de fibra para poder instalar Internet en sus establecimientos. De ahí que se sigan estudiando medidas para poder aumentar las poblaciones.

El nuevo petróleo

Lo que no hay duda es que los datos son el nuevo petróleo, sirven como combustible para dar respuesta a los consumidores y a las empresas que trabajan para ello. Las empresas que consigan digitalizarse y sigan una estrategia de datos competirán mejor.  Por eso es tan importante que Aragón intente mejorar puestos en esta clasificación. Vamos a ser optimistas porque creemos que la comunidad aún tiene mucho margen de mejora. Veremos qué tal va en el estudio del próximo año.

Esta iniciativa se enmarca en el plan puesto en marcha por BBVA y la Cámara de Comercio de España, que llevará a los expertos de BBVA Research y de BBVA Data&Analytics a explicar el impacto de la digitalización a más de 1.500 empresarios, a través de la red de Cámaras de Comercio. A lo largo de año y medio participarán en estas jornadas alrededor de 15 cámaras de comercio correspondientes a 10 Comunidades autónomas.