Buenas ideas para emprender

Buenas ideas para emprender

Estamos llenos de buenas ideas, pero que normalmente se quedan en nuestra mente. En el mundo empresarial, no se puede dejar escapar. Si no lo haces tú, a los dos segundos vendrá otro y lo hará. A veces hay ideas que antes de llevarlas a la práctica ya se sabe que serán viables, pero suele faltar un poco de suerte o en otras ocasiones, dinero.

La idea ha de estar bien definida en cuanto a actividad y objetivos de la empresa y se debe hacer un análisis de la situación del mercado, de las posibilidades reales de comercialización y también de viabilidad financiera. Actualmente son cada vez más los hombres y mujeres que deciden convertirse en empresarios. Y este paso lo dan, en la mayoría de los casos, los jóvenes.

Son precisamente las empresas de telecomunicaciones, nos referimos a telefonía, televisión de pago e informática y las empresas dedicadas a los oficios como las de fontanería, electricidad, carpintería, las que están proliferando en los últimos años en Aragón. Muchas veces la falta de un local es un impedimento para poner en marcha la idea. Los alquileres están muy caros y ya no solo el alquiler, hay que incluir gastos de luz, agua, internet, etc.

Por eso una recomendación muy buena es la de apostar por los alquileres virtuales. Un ejemplo lo tenemos en CACPLUS, Centro de Negocios en Barcelona. Puedes crear una oficina, bien sea física o virtual, y acceder a una sala de reuniones es rápido, fácil y económico. A diferencia del alquiler tradicional de oficinas y despachos, encuentras el espacio de trabajo que mejor se adapta a las necesidades, podrás acceder al alquiler de oficinas totalmente amuebladas, equipadas y gestionadas para empezar a trabajar de forma inmediata y sin gastos de establecimiento.

Recursos

Después de la idea, lo más importante a la hora de crear una empresa es la dotación de recursos. Una vez perfilada la empresa, el siguiente paso es la elaboración de un exhaustivo análisis de viabilidad, en el que se deben tener en cuenta todos los elementos que participan en la constitución de una empresa: producto y mercado, viabilidad económica, producción, recursos humanos y estudio económico financiero.

El futuro empresario ya tiene la idea. Además; el resultado del análisis de viabilidad es positivo. Ahora deberá decidir cuál es la mejor fórmula para la constitución y puesta en marcha de su empresa. En Aragón existen diez tipos de sociedades o trámites administrativos según la actividad empresarial que se quiere desempeñar: Empresario Individual, Sociedad Civil, Comunidad de Bienes, Sociedad Colectiva, Sociedad Comanditaria, Sociedad de Responsabilidad Limitada, Sociedad Anónima, Sociedades Laborales, Cooperativas y Sociedad Agraria de Transformación.

Fórmula de empresa

Aunque existen fórmulas muy variadas, las más recurridas son las de empresarios individuales, S.L., S.A. y las cooperativas. La primera opción (autónomo: persona física que ejerce en nombre propio, por sí mismo, una actividad constitutiva de empresa) es la que menos trabas legales o fiscales exige ya que los únicos requisitos necesarios son: ser mayor de edad, tener libre disposición de sus bienes y no estar incapacitado por sentencia judicial o por quiebra. Por esta razón es la fórmula preferida por los ciudadanos con expectativas empresariales.

El Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Empleo, contempla una serie de ayudas económicas para financiar la creación de empresas en la comunidad autónoma.

Esperemos que estos consejos te sirvan por si quieres poner en marcha una empresa en Aragón.