Consejos para mejorar los procesos de calidad

Consejos para mejorar los procesos de calidad

En el mundo de la empresa se ha escrito bastante sobre la mejora continua de los procesos. En este caso queremos mostrarte algunos consejos sobre como es posible implementar una estrategia que sea capaz de mejorar de manera continua los procesos en la empresa. ¡Comenzamos!

  1. Define de forma correcta los objetivos. Si quieres hacerlo, debes tener en cuenta que hay que medir con datos que sean objetivos tu estado actual, identificando las oportunidades de mejora existentes y determinando así los recursos que van a ser necesarios para la consecución de tus metas. Las empresas y departamentos tienen unos recursos limitados, por lo que adquiere un papel fundamental el priorizar lso proyectos y empezar a trabajar los que sean realmente críticos para tus clientes, la estrategia de ventas, etc.
  2. Diseño del proyecto. En cuanto tengas definida la oportunidad de mejora deberás ponerte en marcha para diseñar el proceso, donde deberás documentarlo todo para que el equipo sepa lo que se persigues. Elegirás los recursos tecnológicos con los que vas a contar para llevar a cabo los procesos. Es útil definir bien los horarios y respetarlos. Implicar al equipo es clave, para ello no tengas miedo en explicar, comunicar y solicitar el feedback del equipo.
  3. Análisis de los primeros resultados que se produzcan. Volvemos a reiterar que tiene suma importancia el contar con herramientas tecnológicas que hagan posible que tengas datos objetivos. Para ello tiene que poder medir con regularidad los resultados que tengas, tanto cuantitativamente como cualitativamente, analizándolos y determinando si existes desviaciones respecto a los objetivos que tenías un principio y realizar los cambios en caso de que lo necesites. Todos los cambios deben documentarse y comunicarse para que el equipo lo conozca.
  4. Control regular. Hay que medir y volver a medir. Deberás ser flexible, ya que según pasa el tiempo, los objetivos pueden ser variables. En caso de que tengas claros tus objetivos iniciales, si sabes cuáles son y si tienes documentado correctamente tus procesos, vas a contar con una gran capacidad de adaptación y respuesta ante los cambios que se produzcan. La mejora continua en los procesos están inscritas en el cambio cultural de toda la organización y pasa a convertirse en un valor de la misma, la calidad y la eficiencia.

La calidad aumenta su importancia en el tejido empresarial

Cada vez hay más empresas que se dedican a la calidad y en especial al software orientado a la calidad. Una empresa que tiene buena fama en el sector es Q-bo.org, donde destacan por sus productos bien orientados a la empresa actual, algo que no siempre pasa y que les distingue. Hablamos de un software de control  de calidad ISO que está especialmente indicado para la mejora de la eficacia de los sistemas de gestión que se basan en las Normas ISO.

Entre las principales ventajas que tiene Q-bo es el gran ahorro de tiempo y de costes a la hora de implantar y mantener el sistema, además de una reducción evidente en el plazo para obtener la certificación en cuestión. Se encarga de analizar y controlar los procesos del sistema, realiza registros de calidad, así como una implantación rápida y sencilla del ciclo de mejora continua, simplificando la gestión documental y pudiendo planificar las tareas periódicas y la comunicación gracias al correo electrónico. Además de esto se encarga de gestionar los riesgos de la organización.

Con Q-bo tienen una cantidad de módulos amplia para que tengas todo a mano:

  • Tareas
  • Control del proceso
  • Riesgos
  • Satisfacción de clientes
  • Indicadores
  • Objetivos
  • Auditorías internas
  • Incidencias
  • Acciones de mejora
  • Registros
  • Proveedores
  • Mantenimiento
  • Calibración
  • Normativas
  • Documentación
  • Formación
  • Revisión por la dirección

Como puedes ver, hablamos de un software bastante completo, en el que se ve de manera evidente como la tecnología puede ayudar y de que manera a mejorar la calidad y a seguir las normas ISO o de cualquier otro tipo de forma correcta.

En el caso particular de Q-bo, utiliza una metodología innovadora para realizar el análisis de la información y el control de los procesos.  Ellos incluso se aprovechan de las experiencias que tienen los clientes a la hora de llevar la gestión, donde el objetivo es reducir los tiempos de implantación de las medidas y permiten que las auditorías internas o de certificación sean bastante más fáciles de superar con su software de gestión de calidad.