Negocios que cubren necesidades básicas

Productos y servicios básicos, ahí parece estar la clave de este próximo 2018. Los negocios que forman parte de lo que serían productos y servicios básicos han tenido un auge este año de hasta un 30% en algunas comunidades. Así, mientras que otros comercios, tanto electrónicos como físicos, han tenido que bajar la persiana y resignarse a echar el candado, otros negocios y pequeñas empresas relacionadas con los servicios básicos no sólo han aumentado en porcentaje, sino también en beneficios. Hablamos de carnicerías, panaderías, fruterías, farmacias, pequeñas empresas de mantenimiento y tiendas de ultramarinos (pequeñas tiendas de comestibles tipo supermercado familiar).

¿Significa eso que cualquier tipo de negocio que pudiéramos considerar que cubre parte de las necesidades básicas de nuestra población es un negocio de éxito asegurado? No. Nunca nada puede afirmarse eso con esa rotundidad, lo que sí podemos decir es que los números hablan y la tendencia del éxito está al alza.

Obviamente hay negocios de ocio y de compras secundarias que están teniendo un éxito apabullante. No se trata de que ahora el resto de negocios se vayan a ir a pique ni mucho menos, de hecho hemos de tener en cuenta que a la hora de obtener beneficios, los de las empresas de ocio y productos secundarios son mucho mayores que los de las empresas de productos y servicios básicos. No obstante, la realidad es que la población, en general, se está volcando con las pequeñas y medianas empresas de barrio para cubrir sus primeras necesidades, cosa que hasta hace poco tiempo todos hacían en las grandes superficies debido a que éstas tienen el privilegio de poder abaratar sus productos debido al gran stock del que disponen.

¿Qué necesito para montar un negocio similar?

Esta pregunta es un poco complicada de responder porque todo dependerá del área de trabajo que quieras abarcare, del tipo del sector en el que te muevas, si vas a tener un negocio online o físico, y del tipo de clientela que pretendas captar. Ahora bien, para poneros un ejemplo hablaremos de uno de los negocios más básicos para la alimentación en este país: las panaderías.

Lógicamente tu negocio será físico, más que nada porque hasta ahora no conozco ninguna panadería online que funcione y tenga éxito, aunque supongo que todo llegará. Lo primero es elegir el local y diferenciar entre si es un traspaso o no, porque en el primer caso estarás adquiriendo un negocio que ya tiene una clientela más o menos fija y unas herramientas de trabajo que pueden ir desde hornos, hasta frigoríficos industriales. Partamos, por tanto, de la idea de que no es un traspaso, sino que vas a montar una panadería desde cero, así que apunta todo lo básico:

  • Necesitas el carné de manipulación de alimentos
  • Busca un local lo suficientemente amplio como para estar cómoda, pero no te pases con los metros cuadrados porque cuanto más grande sea el local, más pagarás por su alquiler.
  • La higiene en este tipo de establecimiento es primordial, así que utiliza productos profesionales de limpieza (en Stocknet encontrarás todo lo que necesitas).
  • Date de alta como autónomo/a en la seguridad social y levanta una sociedad para trabajar como empresa.
  • Empieza por “vender” pan y productos de bollería industrial y deja la “producción” para más adelante, de este modo ahorrarás en maquinaria. Si no quieres tener en cuenta esta recomendación y prefieres hornear tú mismo el pan y la bollería, encontrarás buena maquinaria en Muñoz &Muñoz.
  • No cargues demasiado la decoración del establecimiento pero sé inteligente, busca algo que llame la atención y mantén la imagen del local en perfectas condiciones.
  • A la hora de captar clientela tienes dos opciones, seguir la oferta de los grandes supermercados (Tres barras a un euro, por muy mala calidad que tengan), u olvidar por completo esa estrategia de negocio y apostar por el pan de calidad con masa madre, más caro, pero también más sabroso, nutritivo y saludable. Si eliges esta segunda opción promociona esa idea.
  • Por muy buena/o con los números que seas olvídate de hacerlo todo a la vieja usanza, contrata una asesoría que gestione todo el tema de la facturación, IVA y rentas, así te quitarás dolores de cabeza. Además, este servicio no suele superar los 50 euros al mes, así que merece la pena. No hagas tampoco las cuentas “a la vieja”, olvídate de las calculadoras y de las cajas registradoras de antaño, lo que necesitas es un Terminal Punto de Venta que te permita llevar todo al día, tanto en facturación como en organización de stock y tickets de venta. En TPV Data encontrarás varios modelos de calidad aceptable con precios bastante económicos.
  • Y, por supuesto, olvídate de las vacaciones, al menos durante los primeros años. Este tipo de comercio necesita estar abierto los 365 días del año (a lo sumo podrás librar los domingos y festivos), pero no puedes cerrar por más de dos días seguidos. Los negocios que cubren las necesidades básicas de los ciudadanos tienen este hándicap y hay que tenerlo muy claro. Cuando tengas una clientela fija podrás permitirte el lujo de coger una semana de vacaciones, previo aviso, sabiendo de antemano que cuando vuelvas a abrir tu puertas, esa clientela regresará ipsofacto. De lo contrario, no arriesgues.

Si después de leer estas recomendaciones y hacerte una idea de todo lo que necesitas al respecto y de los problemas que suelen acompañar a este tipo de negocio quieres seguir adelante, busca cuanto antes la asesoría citada pues ellos te ayudarán a dar todos los pasos con calma y valorando cada uno de los pros y los contras. Y, por supuesto, ¡Mucha suerte!