El pádel triunfa en Aragón

El pádel ha conquistado el corazón de los aragoneses. Los datos no engañan. La Federación Aragonesa ha superado las 3.000 licencias, más del doble de las que había en 2012. Y es que el deporte conocido por jugarlo José María Aznar, es ahora mismo todo un referente. El pádel ha pasado de ser un desconocido a convertirse en uno de los deportes más practicados en Aragón.

En pocos años ha convencido a miles de personas, ha transformado las instalaciones deportivas públicas, en las que se han construido decenas de pistas, y ha generado una eclosión de clubes y torneos. En España empresas como Niberma se han convertido en expertos y profesionales fabricantes de pistas de pádel. Construyen sólo pistas deportivas que cuentan con los certificados de calidad aptos para ser utilizadas en competiciones, colegios, centros educativos, pabellones deportivos, etc., y los materiales que utilizan son muy interesantes: suelos de resina epoxi, redes especiales, cristal de 10 o 12 mm, sistemas de drenaje, etc.

Son muchas las empresas que en Aragón ha podido superar la crisis gracias a sumarse a la moda del pádel. Tanto ha sido así que a nivel amateur ha dejado al tenis en un segundo plano y en Aragón incluso ha superado a este deporte en número de jugadores federados.

15.000 licencias en Zaragoza

Solo en Zaragoza hay más de 15.000 personas que juegan a pádel de forma regular. Y es que es un deporte muy joven, y la Federación Aragonesa apenas tiene un lustro de vida. Se crea a finales de 2011 con apenas 600 licencias y una decena de clubes federados, cuando en la actualidad ya han superado las 2.500 licencias y el medio centenar de clubes.

Este deporte ha triunfado porque es sencillo, muy divertido y social. Y lo más importante es fácil de practicar a nivel amateur. Llegar a un nivel profesional, como ocurre en cualquier otro deporte, es muy complicado, pero alcanzar el nivel suficiente como para empezar a disfrutar del pádel se logra muy rápido. Tampoco exige una condición física excepcional y es una actividad social y muy entretenida. El pádel vale para todos. Solo hay que ver que el 70% de las licencias son de jugadores de más de 40 años, mientras que los menores de 18 representan menos del 10%.

La mayor competición

Desde las instituciones se sigue apostando por la competición oficial. Por ejemplo en 2018 se ha confirmado la participación de Zaragoza, por tercer año, en el circuito internacional World Pádel Tour. La prueba, que en 2016 y 2017 registró un éxito de organización y de afluencia de público, tendrá lugar esta vez entre el 1 el 6 de mayo en el pabellón Príncipe Felipe, una vez más en categorías de Open masculino y femenino. Esperemos que las hermanas Sánchez Alayeto, pareja número uno del mundo, puedan alzarse con el torneo porque todavía no han podido alzarse con el título en su propia casa.

La verdad es que alrededor del pádel hay mucho negocio, por lo tanto hay que cuidarlo. Es de enhorabuena que un deporte tan joven haya tenido un impacto tan importante en esta Comunidad, donde podemos disfrutar de un deporte de calidad de altura.