Cómo elegir una piscina de poliéster

Cómo elegir una piscina de poliéster

Las piscinas de poliéster, denominadas también monobloc, son una buena opción a las piscinas de toda la vida que necesitan obra. Lo mismo que ellas van enterradas, por lo que el borde se encuentra a nivel. Esto le da atractivo estético y una agradable sensación de amplitud a todo jardín. Entre las ventajas más importantes está la de que no tiene que construirse la piscina. Solo debes instalar el vaso, lo que hace más sencillo y ágil su proceso. Los tenemos en muchos tamaños y formatos, adaptándose a varios espacios.

Las ventajas de las piscinas de poliéster

  • El vaso prefabricado carece de juntas, pues la superficie lisa evita que haya acumulación de algas o que se produzcan incrustaciones.
  • Pueden estar mucho tiempo vacías, soportando fuertes presiones sin que haya fisuras.
  • El vaso se repara con el mismo material de manera sencilla
  • Puede cambiarse de sitio

Vamos con los elementos de los que está compuesta una piscina de poliéster

Se precisa de:

  • Albardilla: es la piedra de coronación que se coloca justo en el borde de la piscina
  • Sistema depurativo del agua: se compone de boquillas de impulsión, boquilla limpiafondos, filtro, skimmer, sumidero de fondo, bomba depuradora y el cuadro eléctrico.

Es muy recomendable también tener:

  • Focos subacuáticos: así vas a poder disfrutar de baños por la noche y tendrás una bonita vista de la piscina
  • Ducha de exterior: es de lo más útil si queremos que el agua se mantenga limpia o simplemente para refrescarnos. Lo mejor es que incluya un plato de ducha.

Formatos y medidas necesarios

El poliéster hace posible la fabricación de vasos de piscinas de formatos bastante diversos. Suelen ser los más comunes los rectangulares y que cuentan con escalones en un extremo de forma redondeada.

Si vamos a las medidas, hay que tener en cuenta que el vaso prefabricado tiene que poder transportarse justo desde la fábrica, por lo que las medidas máximas que puede tener son 10 metros de largo por 4 metros de ancho.

A la hora de mirar profesionales de este sector, merece la pena detenerse en Poliéster Eurosur, pues son instaladores, distribuidores y fabrican piscinas, depósitos y hasta cisternas de poliéster en la capital sevillana.

Su buen hacer les ha hecho ser líderes en cuanto a la fabricación y distribución de piscina y depósitos de poliéster. Desde que comenzaron su actividad, se han comprometido con sus clientes, lo que les diferencia de otros fabricantes, haciendo un seguimiento especial de la fabricación y optando por la mejor materia prima del mercado, lo que supone una garantía total de que los que compran sus productos se llevan calidad.

Una empresa moderna como son ellos, hacen gala de conocer a la perfección las necesidades que tiene el sector, lo que les permite poder adoptar siempre una buena solución para las demandas que les plantea una clientela que busca un producto bueno, resistente y práctico.

Está claro que si se busca una piscina de poliéster y queremos que nos dure, la calidad es fundamental para que pueda no solo durarnos mucho tiempo, también hará que se disfrute con mayor seguridad de sus prestaciones.

En este sentido conviene apostar por empresas serias y que lleven ya años de experiencia, puesto que además de poder adquirir la piscina de poliéster, también van a poder asesorarnos convenientemente sobre el modelo que mejor nos puede venir y de las posibilidades que tenemos.

Actualmente, con la llegada de Internet es posible adquirir una piscina de poliéster cómodamente desde tu hogar. Algunas fábricas que también distribuyen esta clase de piscinas hacen posible que puedas hacerte con una piscina de este tipo y que te la lleven e instalen en tu casa.

Estamos ante la oportunidad de poder analizar e investigar qué piscina nos conviene más e incluso poder saber cómo funcionan las respectivas fábricas y si los clientes quedan satisfechos. Internet hace más fácil todos estos procesos que antes realmente podían hacer perder mucho tiempo y dinero hasta dar con la piscina de poliéster que más te pudiese convenir.

Ahora te toca a ti buscar tu piscina de poliéster, seguro que ahora ya sabes un poco más de ellas y te será más fácil contactar con un fabricante o comprarla directamente. Desde aquí te deseamos la mejor de las suertes en tu compra.