¿Cómo importar mercancías dentro de España?

¿Cómo importar mercancías dentro de España?

Muchas empresas necesitan importar productos a España para comercializarlos o para fines de producción, ya que los necesitan para llevar a acabo sus diferentes actividades operativas.

Dicha mercancía deberá entrar al país ya sea por vía terrestres, marítima o por aire, dependiendo del tipo de carga, el volumen y las necesidades de la empresa. No obstante, cualquiera que sea la vía, deberá cumplir con ciertos requisitos para ser admitida al país, no solo de parte  del medio de transporte que movilice dicha carga, sino de parte de los controles de aduanas que se encargará de su revisión y autorización de entada en el país.

De no cumplirse con estos requisitos podríamos pasar por inconvenientes que retrasen nuestra operación de importación, que ocasionen perdidas o que incluso, nos lleven a tener que recurrir a pagos extras que no estaban incluidos en nuestro presupuesto.

Además, no hay que dejar por fuera las nuevas medidas que se han implementado después de la llegada del covid para hacer que las empresas cumplan con los nuevos estándares de sanidad que garanticen la seguridad de todos los que manipulen dicha mercancía.

Si quieres enterarte de todo lo que tienes que hacer para importar mercancía a España, sigue leyendo que nuestros amigos expertos en materia de Transportes Internacionales nos cuentan todo.

¿Qué es una importación?

Lo primero es entender a que nos referimos cuando hablamos de importación. Este proceso se entiende como aquel que involucra el transporte efectivo de bienes o mercancías procedentes del extranjero hacia nuestro país, siendo que puede tratarse de cualquier tipo de mercancía, siempre que esta cumpla con los requisitos exigidos para entrar al país.

El paso a paso de la importación de mercancías

Saber el paso a paso del proceso de importación de mercancías a España para luego venderlas o utilizarlas para el funcionamiento de nuestra empresa es muy importante ya que evitará que cometamos errores que nos puedan traer como consecuencia sanciones y multas por comercializar productos no certificados ni autorizados en el Espacio Económico Europeo, u otros problemas como retenciones en la aduana. A continuación, todo lo que debes saber:

  • Requisitos generales

Por lo general, cuando se quiere importar un producto a España, sea de carácter sanitario o no, provenga de la China o de Colombia, se te exigirá lo siguiente:

  • La documentación a solicitar a los proveedores.
  • Los requisitos técnicos de fabricación de los diferentes productos a importar a cumplir por el fabricante.
  • Las conclusiones derivadas del estudio de la normativa aplicable al marcado CE.
  • Licencia de importadores.
  • Todos aquellos otros documentos requeridos en la inspección y/o control de la recepción de productos.

A continuación, veremos a detalle los requisitos más importantes:

  • Normativas para importación afectadas por el covid

Después de que apareciera la pandemia consecuencia del Covid 19, quizá, lo primero que tenemos que saber es las normativas que debemos cumplir para pasar por este primer filtro de importación.

Habrá algunas exigencias para garantizar la seguridad del proceso como por ejemplo que el producto esté muy bien sellado, que haya pasado por procesos de higienización, que las personas que se hayan encargado de su manipulación cumplan con las normativas de protección (guantes, gel antibacterial, mascarilla, etc.)  y que estén en reposo antes de ser entregadas al cliente final.

No obstante, así como las medidas en higiene se han maximizado, otras se han flexibilizado. Por ejemplo, en el caso de la importación de material sanitario, como mascarillas, guantes y demás, ya no tendrán que tener la licencia de importación, esto para agilizar el abastecimiento de estos productos que tan rápido se están consumiendo y agotando del stock hoy en día.

  • Licencia de importación

Uno de los requisitos principales para la importación de productos es la Licencia de Importación en España, y que de hecho, en muchos casos ya ha vuelto a ser obligatoria para algunos de los productos para los que se había flexibilizado un poco durante la pandemia.

  • Sello China Export

Cuando nuestros productos provienen desde China, se exigirá que tengan un Sello China Export que es el que especifica que el producto importado proviene de dicho país. No obstante, este sello no es una garantía de que el producto cumple con la normativa europea de seguridad ni que haya superado ningún control, por lo que en la mayoría de los casos este sello no será suficiente.

Asegúrate mejor de que el producto ha obtenido los otros sellos necesarios y que por lo tanto será viable su paso a la Unión Europea.

  • Producto con Marcado CE

Un producto con Marcado CE obliga a la empresa a comprobar si la documentación técnica del mismo (expediente técnico de fabricación, manual de uso e instrucciones y Certificado de Conformidad Europea) está actualizada conforme a la normativa vigente. Ya que quizá ha habido un cambio normativo que ahora te obliga como importador a actualizar su documentación técnica.

  • Producto sin Marcado CE

Por el contrario, un producto que no cuente con el sello descrito en el punto anterior es un producto que no se puede certificar, y por lo tanto no lo podrás vender. Esto quiere decir que debes pedir que se hagan las pruebas necesarias para conseguir dicho marcado, tomando en cuenta que, en algunos casos, dependiendo del tipo de producto, este no será necesario y lo que habrá que comprobar, entonces, es si aplican las Directivas de Seguridad General del Producto.

Además, la documentación técnica de Marcado CE se te va a requerir en Aduanas, y de no tenerla, la mercancía será retenida de inmediato, sin poder pasar la frontera, ya que se considerará que representa una amenaza para la salud  y la seguridad de los consumidores. De ahí, también, la importancia de cumplir con este sellado.

Por otra pare, si tu producto llega a pasar por Aduanas de esta forma (pero lo dudamos) ahí no queda el miedo. Y es que el Ministerio de Industria suele realizar inspecciones periódicas en comercios y retirar aquellos productos de importación que no tiene este sello, además de aplicar la correspondiente multa por intentar su comercialización, la cual puede llegar a unos alarmantes 300.000 euros, y en el peor de los casos, ser castigado con cárcel, esto si un usuario llega a sufrir algún accidente al usar el producto en cuestión. Y es que entonces, tu, como importador, serías el responsable directo de lo que pueda pasarles a los consumidores que adquirieron tus productos por haber comercializado dicho producto sin los permisos necesarios.

  • Factura comercial.

Otro documento importante que debe estar disponible para el paso de tu mercancía por aduana es la factura emitida por el proveedor donde quede clara tu razón social y dirección, también sus datos, la descripción de la mercancía, el precio y las condiciones de venta.

  • Packing List

En aduanas también te pedirán un inventario de tu mercancía en donde se especifique de forma clara y precisa; tipo de productos, peso unitario y total, las medidas, referencias, entre otros datos relacionados con tu paquete.

  • Conocimiento de embarque o Bill Lading.

Es un certificado que se encarga de dar razón sobre que la mercancía que embarca es exactamente la que consta descrita en le inventario y que tu proveedor te debería hacer llegar cuando hayas pagado por ella.

  • Certificado de origen.

Este determina el gravamen arancelario teniendo en cuenta la mercancía y el origen

  • Documentación adicional

Hay documentos que se exigen no importa cual sea a mercancía que pasará por aduanas, no obstante, si que puede haber alguna documentación adicional dependiendo de la naturaleza de la carga y que deberás tener a la mano para que tu carga no sea retenida sin poder acceder a la frontera.

  • Piensa si contratar a un agente de aduanas.

Quizá la parte más engorrosa del proceso de importación es en la llegada de la mercancía a aduana en donde se revisará dicha mercancía y todos los documentos relacionados a ella. Y de hecho, es aquí en donde se suelen dar la mayoría de los problemas, perdidas, retenciones, costos extras, tiempo perdido, etc.

Existe una figura de agente de aduanas, que podrías evaluar contratar, que se encarga de ayudar a que todo esté en orden durante estas revisiones en los puertos de más difícil acceso, garantizándonos que todo  salga bien y que cualquier contratiempo sea resuelto al momento de la presentación y declaración de las mercancías importadas.

  • Fíjate en lo que importas online

Este más que un paso es una recomendación y es que debemos fijarnos muy bien en los bienes que adquirimos por el canal online. Sucede que es muy fácil adquirir algo con un clic de nuestro móvil, además que la red está plagada de ofertas, rebajas y promesas que a veces no son reales y que enmascaran un timo  o una estafa, por eso debemos asegurarnos que lo que estamos comprando cumple con todos los requisitos que se exigen para ser comercializable en nuestro país, no romper ninguna regla de importación y que, por sobre todo, tengan la calidad que alega en la página web.