Innovaciones en empaques sustentables

Innovaciones en empaques sustentables

En la actualidad una de las tendencias que está ganando mayor fuerza es la manufactura de packaging sostenibles desde el punto de vista ambiental y el reciclaje, ya que los consumidores se están avocando cada vez más a la práctica de hábitos que cuiden el medio que los rodea.

Tanto así que una importante  encuesta internacional sobre envases de alimentos hecha por la empresa The Nielsen Company indicó que el 90% de los consumidores del mundo “eco-conscientes” renunciarían a ciertas características de los packaging, si esta acción contribuyese a deteriorar menos el medio ambiente.

Por lo tanto, el gran reto de las empresas se ha convertido en aumentar la innovación en materia de diseño y manufactura para que los envases sean más sustentables, mediante técnicas como por ejemplo, la reducción de los materiales que se usan para fabricarlos.

Otra forma de lograrlo, es aplicar materiales reciclados o amigables con el medio ambiente en su diseño y finalmente, crear envases reutilizables.

Sin embargo, más allá de los materiales y de los recursos que se utilicen para la fabricación de un envase sustentable, también debemos cuidar que tenga un buen diseño y sean funcionales. Y es justo aquí donde la imaginación y la creatividad de las empresas juegan un papel importantísimo para elaborar envases atractivos, llamativos y ecológicos.

Así mismo, este tipo de inquietudes medioambientales ya no son exclusivas de las empresas más  innovadoras o de aquellas que quieren destacar por ser diferentes o más responsables; sino que ha pasado a ser un tema de interés para todos los tipos de empresas, independientemente de su sector.

Es una realidad que la sostenibilidad gana protagonismo y por lo tanto, las distintas industrias  se van uniendo también a las nuevas tendencias en packaging ecológico, considerando los costos, lo ecofriendly, las necesidades de los consumidores y lo que la industria del packaging pueda ofrecer. Los expertos en envases sostenibles de Pérez Linarez Plastic Solutions nos hablan sobre las últimas innovaciones en este sector.

¿Qué son los envases sustentables?

Lo primero es definir qué es lo que hace a un envase “ecológico.” Y es que ya que no hay una definición y unos estándares ampliamente aceptado, ya son muchos los que comienzan a disertan sobre ello.

Sin embargo, hasta que no se llegue a un conceso internacional, por ahora nos tenemos que conformar con unas ciertas características básicas que el envase debe tener.  Estas son algunas:

“Un empaque sustentable es aquel que se ha concebido desde su origen de manera responsable, diseñado para ser eficaz y seguro en todo su ciclo de vida, cumpliendo los criterios de mercado para su rendimiento y coste, manufacturándose enteramente con energías renovables, y que una vez utilizado, se recicla de manera eficiente para proporcionar un recurso valioso para las generaciones posteriores”

Por lo que podemos concluir que un envase sustentable es:

  • Es benéfico, seguro y saludable para los individuos y las comunidades a lo largo de su ciclo de vida
  • Cumple con los criterios de mercado para su rendimiento y costo
  • Es fabricado, transportado y reciclado con energías renovables
  • Optimiza el uso de materiales de origen renovable o reciclado
  • Se ha fabricado utilizando tecnologías de producción limpia y buenas prácticas
  • Está hecho con materiales innocuos durante todo el ciclo de vida
  • Está físicamente diseñado para optimizar materiales y energía
  • Es recuperable y reciclable

Tipos de envases sustentables

Estos se dividen en diferentes tipos de empaques según la técnica y materiales que se escoja para su producción:

  • Empaques hechos de materiales biodegradables. Las normativas internacionales indican que “para considerar un empaque como biodegradable el 90 por ciento de su materia debe haberse degradado en 9 meses.” Y para lograrlo, muchas industrias recurren  a componentes como el ácido láctico, derivado del almidón.
  • Empaques elaborados con material reciclado. Otro método para hacer un empaque sustentable es aquel que sigue el principio de  reutilizar un componente, ya que así se producen  menos emisiones dañinas al ambiente en el proceso de su fabricación.
  • Envases hechos con aditivos. Son aquellos para los que se utilizan ciertas sustancias para hacerlo degradable. Un ejemplo es el OXO, formado por metales pesados que bajo la influencia de rayos UV, degradan el plástico en pequeños pedazos.

¿Por qué utilizar envases sustentables?

Quizá la respuesta es más que obvia: para cuidar nuestro medio ambiente. Sin embargo, hay una serie de beneficios para las empresas que los elaboran a nivel de marketing y ganancias.

Por ejemplo,  el diseño de un empaque siempre se ha hecho en función de la interacción que logra con el usuario y un equipo de profesionales trabaja para adaptarlos a los gustos y necesidades de los clientes potenciales. Sin embargo, la mayor parte de estos empaques termina como desechos, generando toneladas de basura al año.

Mientras que, en el caso de los empaques sustentables,  han tomado un papel importante en este rubro ya que lo importante es justo su función al ser desechado, y es lo que los consumidores ponen por delante del diseño que puedan tener.  

Así mismo, existen otros varios beneficios:

1. Brinda una imagen de una empresa socialmente responsable

Un empaque ecológico ayuda en la construcción de una firma como un empresa socialmente responsable.

2. Mejora la distribución

Un envase ecológico puede otorgarle a una marca las facilidades necesarias para trasladarlo a los puntos de venta o almacenarlo, en función de su diseño y capacidades.

3. Demuestra calidad al consumidor

Los consumidores lo preferirán porque les indicará que es un producto responsable con el medio ambiente.

4. Consumo responsable

Al utilizar un empaque sustentable, los consumidores sabrán el interés de la marca por el medioambiente, lo cual es clave si quieres sobrevivir en el mercado actual.

5. Mejora la reputación de la marca

La  buena reputación para una marca en la actualidad se basa en el sentido de responsabilidad social, la preocupación por el consumo responsable y el interés por el medio ambiente.

Innovaciones en empaques sustentables

Un estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Georgia, la Universidad de California, Santa Barbara y la Sea Education Association revela que desde el comienzo de la producción a gran escala de plástico a principios de los 50, los seres humanos han generado 8.300 millones de toneladas métricas de este material. De esta cifra, sólo el 9% ha sido reciclado, el 12% incinerado y el 79% restante se encuentra actualmente en vertederos o en el medio natural.

Así, muchos de los residuos que encontramos en nuestro planeta son envases que tuvieron una vida más que efímera y que podrían haber sido fácilmente sustituidos o, directamente, obviados.

Pensando en esto, las empresas han comenzado a mostrar su lado más ecológico y hasta podemos encontrar diseños más que originales en el mercado. Para muestra algunos de los más resaltantes:

  • Coca-Cola mejora la capacidad de reciclaje del empaque del jugo Simply Orange de 89 onzas. Su mejora de tres puntas impulsa su reciclaje, y presenta una «primera» técnica en la fabricación de plásticos. Esta cuenta con una nueva resina de tereftalato de polietileno (PET) que puede moldearse por soplado por extrusión en máquinas lanzader, la cual permite cambiar materiales difíciles de reciclar (código de resina No.7) a los ampliamente aceptados.  Además, al optimizar también el diseño de la botella, Coca-Cola puede reducir el uso anual de plásticos en más de 1.5 millones de libras. Por ejemplo,su etiqueta sensible a la presión utiliza un adhesivo innovador que separa la etiqueta de la botella durante el proceso de reciclaje, mejorando aún más el reciclado del paquete.
  • En el mundo del empaquetado de alimentos, se creó un envase que pretende acompañar al producto al que envuelve hasta el final de su vida útil. En un primer momento este papel sulfurado sirve para envolver el pan, a continuación puede utilizarse como papel de horno -con o sin pan encima- y, por último, las recetas impresas sobre él ofrecen alternativas para aprovechar el pan duro (un bizcocho de nueces, un puding de pan…). Una utilidad diferente para cada etapa del producto, incluso invitando al consumidor a conservarlo aún y después de haber consumido su compra.  
  • Por otra parte, se diseñó una caja doble con la que se quiere animar a los deportistas a sustituir las típicas barritas energéticas que consumen antes y después de una actividad física por dos mezclas de frutos secos ecológicos separadas en sendos compartimentos, los cuales, por supuesto, vienen en envases 100% reciclables.
  • Desde siempre el arroz suele presentarse en paquetes de plástico pero ha aparecido una nueva propuesta para cubrirlo de cartón.  Se trata de un paquete multifunción, en el cual, la primera de ellas es facilitar su almacenaje, dado que su forma permite que pueda apilarse cómodamente en la alacena o en la tienda. La segunda es la de maceta. Una vez que el empaque quede completamente vacío, nos ofrece una alternativa a la de solo echarlo a la basura. Las hojas de cartón que lo decoran contienen unas semillas que se transformarán en brotes con el paso del tiempo, por lo que lo puedes utilizar para plantar la semilla de la ecología en tu casa.