La tecnología en el sector del vino

La tecnología en el sector del vino

En el sector vinícola, la tecnología también ha llegado para quedarse. Aunque hablamos de una actividad que proviene de tiempos inmemoriales, también ha terminado por imponerse. Multitud de empresas están ayudando con sus innovaciones en el sector. Como nos indican desde Boada Tecnología, el proceso de modernización en el sector del vino es ya algo imparable que afecta a todos los sectores.

Un sector donde la competencia no perdona

Son muchas las empresas que han apostado por la tecnología y si se quiere competir la ventaja mayor que puede haber es ser referencia para estar entre los primeros puestos.  La innovación es algo fundamental de lo que se benefician las empresas y también el consumidor. En este sentido hablamos de por ejemplo el etiquetado, donde lo hay manual, automático, semiautomático o incluso donde existen las pantallas táctiles.

En el sector del vino podemos contar con un buen catálogo en lo tecnológico. Todos sabemos que hay muchas enfermedades que se pueden producir en las vides, un aspecto donde la tecnología ayuda en buena manera a prevenir todos estos desastres anticipadamente. Las bodegas se han dado cuenta de esto y las importantes ventajas que aporta la tecnología a la gestión y a su productividad.

La tecnología y el vino

Los avances están siendo impresionantes, donde incluso los drones se han convertido en unos de los trabajadores que más atractivos están siendo para las bodegas. Hay empresas que han optado por el desarrollo de este tipo de tecnología.

El sector vitivinícola analiza e interpreta todas las imágenes en los dispositivos y relaciona la información con la que cuenta con otras variables como la biomasa o la misma producción.

De la misma forma, los clientes obtienen información detallada de los mapas de cultivo, así como las diversas recomendaciones para el abono, riego y poda de cada una de las parcelas que se analicen.

Entre las tecnologías que más de moda están y que se aplican a los viñedos se encuentra el Big Data. Hablamos de un tipo de solución inteligente donde se instalan una serie de sensores en las explotaciones agrícolas que tienen una vigilancia en tiempo real para ver cómo se encuentran los cultivos y donde todo ello pasa a combinarse con unos datos donde podemos obtener información sobre el clima o el catastro.

Unos datos públicos que se recogen en tiempo real y que se pueden consultar mediante los dispositivos móviles, SMS o mediante aplicación web.

Si vamos al campo tecnológico, no se va a centrar solo en el cultivo de la vid como tal, ya que en muchas fases del periodo de fermentación y cuando envejece el vino, han aparecido procesos de mayor innovación.

Hay casos como la bodega Palmaz Vineyard estadounidense que ha desarrollado un tanque donde se produce la fermentación de la uva. A dicha tecnología la llamamos sono-densitometría y vale para detectar los factores de riesgo que afectan al vino de manera preventiva antes de que  sea un problema imposible de solucionar.

El sector del vino ha pasado a digitalizarse de forma rápida, lo que deja bien claro la importancia que tiene ganar en productividad y que los costes de gestión se reduzcan, así como de las diferentes prioridades que tengan las distintas bodegas.

Hay empresas, caso de Idiogram, que lo que han hecho es optar por crear un tipo de sistema que se centra en el sector vinícola denominado Wine Strategy por el que las bodegas se pueden informar en tiempo real de las novedades de la tecnología, tanto en los procesos como en el propio producto o hasta en el tipo de envase.

Se puede incluso proceder a la detección de una serie de oportunidades a la hora de vender y distribuir en tiempo real, lo mismo que a la hora de afrontar los cambios en las leyes en todo el mundo.

La importancia de la información siempre ha sido evidente, pero en la actualidad es algo que vale mucho y los avances tecnológicos hacen posible que las bodegas tengan una información más importante al tener una competitividad mayor.

Desde el mismo sector se dice que esto solo es el principio, pues la entrada de la inteligencia artificial lo que hará es fomentar un avance mayor de lo que se piensa, pero hablamos en este sentido de un campo que es el de la especulación y no de la certeza como tal.  Por el momento, ,lo que tenemos que hacer es disfrutar de los muchos campos en los que el sector del vino se está beneficiando de muchos avances que tienen como resultado mejores productos y una mayor comodidad para los productores.