Los mejores carnavales de Aragón

Los mejores carnavales de Aragón

A veces nos dejamos llevar por las tradiciones. Es decir, comer una paella en Valencia, beber un vino en La Rioja, pero en ocasiones esto nos lleva al error. Algo parecido pasa con los carnavales en España, vale que los de Cádiz y Tenerife tienen la fama, pero alguna vez te has parado a pensar si hay más oferta en el resto del país. Esto suele ocurrir muchas veces en la vida, que nos dejamos llevar por lo clásico. A través de este artículo quiere reflejar que no hay que irse muy lejos, aquí mismo en Aragón, podemos disfrutar de unos carnavales de 10.

Y es que Aragón ofrece multitud de rincones en los que se puede disfrutar de un auténtico carnaval. Y es que mientras en muchas ciudades se ha convertido en una mera fiesta de disfraces, algunos pueblos aragoneses se esfuerzan por mantener o recuperar sus tradiciones convirtiéndose en destinos más que originales para el mes de febrero.
– Uno de los pueblos con más encanto es el de Bielsa en Huesca.  Todo arranca el jueves previo con la presentación de Cornelio, el pecador de paja que pasará las fiestas colgado del balcón de la casa consistorial. Solo bajará el domingo y lo hará para ser declarado culpable de todos los males ocurridos en el valle a lo largo del año y condenado a morir quemado en la hoguera. Mientras, belsetanos y visitantes disfrutarán de cuatro días de verbenas, juegos y costilladas.

– La Fueva también tiene mucha tradición. Se trata de una caravana de coches, autobuses, furgonetas y gente disfrazada que recorre 17 de los 24 núcleos del municipio mientras los participantes degustan manjares, beben y bailan en cada uno de ellos. Arrancará a las 10.00 en Tierrantona con chocolate y torta para todos y terminará a las 20.00 con la cena en el mismo lugar. Es sin duda un maratón donde puedes ver gente disfrazado de todo tipo. En más de una ocasión he participado yo. Sobre todo porque gusta mucho disfrazarse con estos disfraces medievales, y como no es fácil siempre tengo una tienda de referencia.
San Juan de Plan.  Aquí la ronda se prolonga durante dos días enteros, desde las 12.00 hasta las 20.00 del sábado y del domingo y también la acompaña un muyén a lomos de un burro. La localidad mantiene a sus personajes tradicionales así que los mayordomos y las madamas, todos vestidos de blanco, serán los encargados de inaugurar el baile de la tarde del sábado bajo la atenta supervisión del melitá, un quisquilloso vestido de militar que se encargará de que las parejas no se arrimen demasiado.

El Carnaval es la fiesta por excelencia y cada localidad lo vive a su manera. Como puedes comprobar, se huye del disfrazarse porque sí,  y se busca un poco las raíces y la esencia de cada pueblo. Algo que me parece muy bien, porque estos pueblos pequeños están sufriendo en sus carnes el problema de la despoblación. Esto son solo algunos ejemplos, pero echando un vistazo por Internet puedes encontrar un montón de lugares que en Aragón viven con mucha devoción estos días. Eso no quiere decir que si quieras irte unos días a Cádiz a vivir su carnaval no puedas.

shutterstock_429876532reducida