Desde Aragón para el mundo a través del branding

Desde Aragón para el mundo a través del branding

En la actualidad la competencia que encontramos entre empresas es brutal debido a la gran cantidad de compañías que se dedican al mismo sector en nuestro entorno, pero de un tiempo a esta parte esta guerra por ganar cuota de mercado ha traído un nuevo contrincante, el comercio global, y es que al poder comprar un producto o servicio en cualquier lugar del mundo, la competencia se ha disparado, por lo que las empresas han de hacer un esfuerzo en cuanto al branding se refiere para captar así un mayor número de clientes. En la publicación de hoy os mostraremos siete claves de un buen branding,  y es que no es fácil conseguirlo, por ello a veces es conveniente evitar los experimentos y dejarlo en manos de profesionales del sector reputados. Dicendi es la empresa de marketing que desde aquí os recomendamos para conseguir el éxito empresarial.

¿Cuáles son las siete claves del branding?

  1. Campaña multicanal: el branding no es hacer una campaña de publicidad en televisión pero debemos tener en cuenta que nuestro público objetivo no está únicamente en Internet. El mayor impacto lo conseguiremos si combinamos tanto los canales offline como los online y esto ha de ser así aunque nos queramos mover únicamente en Internet ya que tenemos bastantes posibilidades de combinar diferentes actividades para aumentar el ROI.
  2. Interactividad de la campaña: tanto si nuestra intención es hacer display o una acción en redes sociales, debemos buscar actividades que vayan más allá del simple clic o tweet. Nuestro objetivo ha de ser buscar la interactividad del usuario con la campaña ofreciendo por ejemplo la descarga de un catálogo directamente desde el banner o hacer preguntas en Twitter y organizar un concurso donde nuestros seguidores puedan ganar premios acumulando puntos a través de sus respuestas correctas.
  3. Branding con emoción: aprendiendo del branding de una marca tan mundialmente conocida como Coca-Cola, observamos que el arte está en hacer branding con emociones, haciendo sentir a nuestros potenciales clientes y es que antes de recordar imágenes, sonidos o mensajes siempre vamos a recordar cómo nos sentimos en cada momento. Debemos crear emociones positivas para que las personas impactadas tengan esta asociación con nuestra marca y productos y conseguir así que se decanten por nuestra opción.
  4. Formato destacado: si hacemos una campaña de display deberemos optar por un formato que no sea estándar ya que haciéndolo así llamaremos más la atención porque se salen de lo normal. Un skin o wallpaper, que son unos formatos que cubren prácticamente la totalidad del fondo del sitio web, pueden ser buena una opción, aunque tienen una contra, y es que a nivel de precios CPM, estos suelen costar mucho más que un formato pequeño, aunque puede valer la pena, ya que el ratio de clics suele superarlos por el factor 5 a 10.
  5. Creatividad del concepto: tanto para crear la interactividad de la campaña como para el concepto la creatividad es clave y es que es fácil decir al publicista que sea creativo pero si ya que nos vamos a gastar dinero en publicidad, deberemos tomarnos nuestro tiempo para encontrar una idea que valga la pena invertir en ella. Por ello debemos usar el tiempo necesario y sobre todo atrevernos a que nuestra campaña falle ya que en el riesgo está el posible fracaso pero a su vez puede que esté el éxito de una campaña. Y es que es mejor lanzar una campaña que pueda llegar a ser viral y que nos dé a conocer que una campaña que sea igual a la de nuestros competidores.
  6. El buen timing: en el mundo de los blogs existe el concepto de secuestrar noticias, lo cual significa reaccionar rápido y crear contenidos sobre una temática que está en boca de todos en ese preciso momento para así aparecer entre los primeros resultados de las búsquedas relacionadas con el tema.
  7. Posición visible: utilizando los formatos más comunes de la IAB (Internet Advertising Bureau) debemos tener en cuenta que el soporte garantice una visibilidad buena del banner ya que a veces podemos llegar a obtener buenos precios en sitios web premium pero que nos ofrecen un espacio que tan solo es visible al segundo o tercer scroll. En la actualidad aún existen casos donde se factura aunque el usuario no llegue a ver el anuncio en la página web.