La higiene, clave en esta pandemia

La higiene, clave en esta pandemia

La situación que estamos pasando, con una pandemia gobernando nuestra vida en todos y cada uno de sus aspectos, no es deseable por parte de nadie. Son muchas las personas que lo han pasado mal o las que, todavía, a pesar de que hay una vacuna que se distribuye cada vez más rápido, siguen sufriendo alguna de las múltiples consecuencias (físicas o psicológicas, porque no todas las personas a las que les afecta el virus lo han padecido) que ha tenido la enfermedad desde que llegara a nuestro país durante el primer trimestre del año pasado.

En Aragón, hemos tenido la suerte de no encabezar ninguno de los índices que determinan la incidencia de contagios o de fallecimientos a causa de la COVID-19, pero hemos tenido que ser muy responsables en lo que tiene que ver con todas y cada una de las medidas de seguridad que hemos tenido que mantener presentes y vigentes para evitar la propagación descontrolada de la pandemia. Como en todas las comunidades y zonas de España, hemos pasado por momentos mejores y peores, pero desde luego siempre hemos tenido en consideración que la seguridad de todas las personas era lo más importante durante cada día y cada hora.

La página web oficial de la comunidad, aragon.es, ha venido informando desde el inicio de la pandemia de todos los casos y fallecimientos que se iban produciendo a medida que pasaban los días. Como podéis ver en el gráfico de la información que os vamos a enlazar a continuación, se han producido incidencias similares al conjunto del país, siendo el momento más peligroso el que coincidía con el inicio de este año. Aunque a medida que se ha ido instalando la primavera los resultados han ido siendo mejores, lo cierto es que también en este 2021 hemos tenido momentos muy malos.

Como podéis ver en esta gráfica publicada por el portal web Statista, Aragón ocupa un lugar intermedio en el ranking de comunidades clasificadas por número de casos de coronavirus en España. Aunque es cierto que nuestros números son bastante lejanos a los de la Comunidad de Madrid o Cataluña, la verdad es que resulta bastante terrorífico ver los datos: más de 118.000 a 30 de abril de 2021. Desde luego, está claro que hemos tenido que dar lo mejor de nosotros y nosotras mismas para evitar males mayores a lo largo de esta pandemia.

El coronavirus ha tenido una influencia tremenda en la vida de los aragoneses (personas, hogares o entidades) y no solo en lo que a restricciones se refiere. Charlando con los profesionales de Stocknet Vallès, hemos tenido constancia del aumento del gasto de los hogares de la región en productos de limpieza, sobre todo en lo que tiene que ver con desinfectantes y limpiadores de superficies. Se trata de un conjunto de productos que, aunque siempre ha sido vital para miles y miles de aragoneses, ahora se ha convertido en primordial para escapar de las consecuencias ligadas al virus. El mejor consejo que le podemos dar a personas y empresas de la región no puede ser otro, por tanto, que el de seguir confiando en esa apuesta por la higiene que tan bien hemos estado empleando.

La responsabilidad es imprescindible

Estamos hablando de un asunto como la limpieza a causa de su importancia central en lo que tiene que ver con evitar la propagación de la pandemia, pero no nos podemos olvidar de otros asuntos que también ayudan a que se limite el número de casos, asuntos como lo puede ser el uso de las mascarillas o el mantenimiento de una correcta distancia de seguridad. Si no cumplimos con este tipo de medidas en los tiempos que corren, garantizar una buena higiene seguirá siendo efectivo, aunque no tanto como nos gustaría. Todas y cada una de las medidas y recomendaciones son complementarias, no nos olvidemos.

No cabe la menor duda de que bajar la guardia no entra, o no debe entrar, en los planes de nadie. Es cierto que la situación está mejorando y que la vacuna se está notando, especialmente entre aquellas personas o grupos de personas, como lo son los mayores, que ya van inmunizándose ante el coronavirus. Pero eso no debe servir para que nos durmamos en los laureles ni mucho menos. Hay que seguir trabajando para erradicar todos los peligros que ocasiona el virus. Y la verdad es que esa es una ardua labor para cualquiera.

Ya sabemos que todos y todas estamos cansados de una situación como la que estamos viviendo y que el año que hemos perdido nadie nos lo va a devolver. Sin embargo, eso no es óbice como para olvidarnos de todo lo que hemos aprendido a medida que iban sucediéndose las olas de la pandemia y sus terribles consecuencias: la importancia del cumplimiento de las medidas promulgadas por las autoridades sanitarias, entre ellas la de dotar de la máxima higiene a todos los espacios, ya fueran públicos o privados. Tener en cuenta la importancia de esa higiene nos permitirá derrotar antes al virus. Y eso es lo que estamos esperando con ansia.