Publicidad: la salvaguarda para tu negocio

Publicidad: la salvaguarda para tu negocio

Cada año, las grandes empresas invierten millones y millones de euros en un campo como lo es el de la publicidad o el del marketing. Estoy seguro de que muchos os preguntáis si realmente realizar este tipo de inversiones sirve para algo. La respuesta es sí. Las personas estamos continuamente en contacto con los diferentes medios de comunicación en los que hay todo tipo de anuncios, consumimos publicidad en las marquesinas de los autobuses y al observar paneles publicitarios a lo largo y ancho de nuestra ciudad… Por todo ello, invertir dinero en publicidad no es un negocio ni muchísimo menos despreciable.

Pero ya no solo se animan a ello las grandes empresas. Pequeños negocios y comercios saben de la importancia del elemento publicitario y pretenden explotarlo a pesar de que en los últimos años haya pesado demasiado un factor como lo ha sido la crisis económica. La publicidad es importante y ya todo el mundo se ha dado cuenta de ello.

Mi mujer y yo, por supuesto, también nos hemos dado cuenta. Hemos vivido durante toda nuestra vida en Teruel, ciudad donde en la actualidad regentamos un bar de copas. Durante estos últimos años hemos visto como los dueños de negocios como el nuestro han perdido clientes y, en muchos casos, se han visto obligados a cerrar. Nosotros, aunque hemos sufrido una pérdida de beneficios importante, hemos seguido estando ahí  a pesar de las dificultades a las que nos hemos enfrentado.

Sin embargo, el año pasado decidimos movernos para cambiar esa inercia negativa que estaba tomando el negocio. Teníamos la necesidad de reavivarlo de alguna manera, de decirles a los habitantes de la ciudad y de la provincia que seguíamos estando ahí más allá de la festividad que aquí se conoce como Vaquillas, durante la cual sí que tenemos mucho trabajo.

Lo que decidimos hacer fue lanzar una campaña publicitaria. Como nosotros no somos expertos en la materia, decidimos confiar en alguna empresa especializada en ello para que se encargara de este asunto. Consultamos varias páginas web y cuando descubrimos www.tramapublicidad.com lo vimos muy claro. Pensábamos que gracias a su ayuda conseguiríamos recuperar ese prestigio y esos clientes que se habían desligado en cierto modo de nosotros.

Nos reunimos con ellos y nos dijeron que con una buena campaña podríamos reflotar el negocio. Nos propusieron diseñar y repartir folletos en los que informáramos de nuestras mejores ofertas, realizar cuñas de radio, desarrollar una página web además su posicionamiento en Google y hacer merchandising como pilares principales de la campaña.

Desarrollamos la campaña y…

Nos pusimos manos a la obra para llevar a cabo la campaña. Seguimos paso a paso todas las indicaciones que nos había recomendado la agencia y pronto comenzamos a ver la aceptación que había tenido. Muchos de nuestros paisanos nos comentaron que se habían enterado de nuestras ofertas a través de los folletos o de la radio. El merchandising, por otra parte, había resultado un éxito absoluto puesto que todo el mundo quería hacerse con una de las camisetas que portaban nuestro logotipo.

Así las cosas, todo esto debía traducirse en ese repunte de popularidad por el que suspirábamos. Y así fue. Con el lanzamiento de la campaña el volumen de visitantes que recibió nuestro local fue en aumento y nos permitió afrontar los meses siguientes con un desahogo económico importante. Nos acabábamos de dar cuenta del poder de la publicidad y de las ventajas que implicaba para emprendedores como nosotros.

Estamos más contentos que nunca. De vez en cuando lanzamos alguna que otra campaña publicitaria y obtenemos grandes resultados. De manera intermitente creamos nuevas cuñas de radio para que los radioyentes nos tengan en consideración. La salud de nuestro negocio a día de hoy es espectacular e incluso nos hemos visto obligados a ampliar la plantilla para poder asumir el volumen de trabajo que tenemos cada día. Bendito problema.

shutterstock_102942527reducida